La clave dialéctica de las elecciones. ¿Cómo desactivar la trampa binaria que le ha tendido Trump a Biden?

Dialéctica electoral Trump/Biden

(Ver el resumen en video de este artículo)

¿Quién ganará las próximas elecciones a presidente de los Estados Unidos?

Todas las encuestas dan por ganador a Biden, y el hecho es que a Trump este año le está viniendo muy mal. Amenazas de juicios varios (para que publique su declaración de la renta por viejas acusaciones de acoso sexual, o por el Russiagate…), los numerosos libros de ex-colaboradores y familiares que le ponen a caer de un burro (en su caso, más bien de un elefante), las más de 190.000 víctimas de covid 19, en lo que es un triste récord mundial, la lucha por las desigualdades del “black lives matter”, la recesión económica, con datos que no se veían hace décadas, el paro, su lenguaje despectivo hacia los héroes nacionales… En fin, la lista es interminable.

Pero Trump tiene, aunque sea sólo una, la baza dialéctica. La de la confrontación dialéctica, la comunicaciòn desafiante donde la razón no es ni de lejos un elemento decisivo y Trump sabe jugar, la que le ha hecho una vez presidente a pesar de todos los pronósticos en su contra.

La estrategia de Trump es simple, machacona, y resonante: ha puesto sobre la mesa un eje binario, con dos únicos polos, donde un extremo es el bueno y el otro el malo.

Un eje donde él es el indiscutible ganador y, por tanto, Biden es el perdedor.

“Ley y orden”

Eje dialéctico impuesto por Trumplaw and order

Es un eje -casi- definitivo. Cada vez que Biden hable, o calle sobre este tema, estará reforzando su imagen de amigo de los violentos y la de Trump como capitán América. Y Trump aprovechará cualquier oportunidad para aparecer como super Trump, el adalid del “to serve and protect”.

¿Cómo ha implantado este eje, a pesar de todo el ruido que hay contra el?

Conviene recordar que Trump ya era un habitual de los realities de la televisión antes de ser presidente, y se conoce bien todos los trucos. Sabe cómo obtener la atención, cómo ganar un titular y una portada en la prensa escrita y en la televisión y cómo “encender las redes”. El viejo adagio “que hablen de mí, aunque sea mal” es música celestial para este presidente.

Trump + bible

¿Que en medio de las protestas en Washington DC tiró de la guardia nacional para que le abrieran paso y así poderse hacer una foto con la biblia en mano delante de una iglesia afectada por los disturbios del día anterior? La foto dió la vuelta al mundo. Objetivo conseguido.

Kenosha unrest

¿Que hay lío en Kenosha? ¡Allá que va el presidente a que se le vea sobre el terreno! ¿Dónde está el escenario más destrozado, el que cumpla mejor con la funcion? ¡Quiero a los periodistas allí! Show must go on…

Enfrente, Biden es un auténtico pipiolo en esta forma de comunicar.

La confrontación dialéctica es para quienes en su comunicación rompen las reglas, los que desafían el statu quo. Requiere un punto extra de teatralización, de exageración, de machaconeo en mensajes simples, llevados más allá de lo políticamente correcto. Es emoción por encima de la razón. Es ritmo, espectáculo, ganar por la mano, retar, seguir la lógica del desafío. La primera regla del dialéctico es llevar al adversario a abandonar por su incapacidad de comunicar con esos registros. Es una trampa más del combate dialéctico.

¿Es necesario insultar? En absoluto, pero sí se requiere un ánimo de combate, afilar las armas, tirar de bastón -como Trump- o de florete -como podría hacer Biden. Pero no lo hace.

Así que, mientras Trump declara sin miramientos que Biden “es un estúpido, lo sabéis” (¡en un discurso presidencial delante de la Casa Blanca!), el candidato demócrata parece estar esperando a que Trump se cocine él sólo a fuego lento. Pero en términos de comunicación dialéctica, permanecer pasivo es un auténtico error. Pues le está cediendo todo el espacio mediático a Trump.

La respuesta dialéctica.

Biden ha de pasar al ataque. Pero haría muy mal si no cambia de eje. El de ley y orden lo tiene perdido (es una derrota que no tiene nada que ver con razones, sino con percepciones), pero ¿hay algún otro eje donde Biden sea ganador y Trump, el loser?

Siempre los hay. En realidad, bastaría con uno sólo, si lo juega bien. Dialécticamente. Pondremos un ejemplo:

Eje alternativoNo hay texto alternativo para esta imagen

Ley para proteger a todos, no solamente a los magnates. No solamente al presidente y sus amigos. No solamente a la policía. No solamente a los ricos. Un orden social donde todos se sientan reconocidos, protegidos, una ley que lucha contra las desigualdades, y no solamente para perpetuarlas…

Biden tiene a su favor para implantar un eje como éste sus largos años de consensuar leyes a ambos lados del Congreso. Una persona afable, que tiende puentes, en vez de buscar enfrentamientos.

Es un eje que, implantado de forma reiterativa, con argumentos sencillos que todo el mundo pueda entender, y en términos de desafío –acabar con la ley del más fuerte es fácil de imponer.

Así que desde ese momento en la persona de Trump, cada vez que haga o deje de hacer, cada vez que diga o deje de decir algo relacionado con la ley, quienes le escuchen sólo verán a un aprovechado que usa la ley sólo a su favor, dejando fuera a la mayoría de los honrados ciudadanos.

Por supuesto, no sólo basta con un eje ganador. También hay que pasar al ataque, desafiar el poder de Trump. De forma elegante, pero golpeando. Son muchas las técnicas de ataque que se pueden usar para apoyar el desafío*, pero si no hay un eje vertebrador del ataque, si no se percibe a Biden como el campeón del eje, poco se puede hacer.

Biden hablando de ley para todos (Visita a Kenosha)Biden replies

Creo que Biden puede aprovechar esta posición claramente favorable y, de hecho, parece que ya está empezando a hacerlo.

Hay que recordar el legítimo deber del candidato de enfrentarse al poder, y para eso hace falta comunicar eficazmente porque, si no, ganan los malos

(*): En comm.coach estamos especializados en comunicación dialéctica. Por nuestros entrenamientos han pasado algunas de las personas con más exigencias en comunicación de las grandes empresas de nuestro país.

Más información en https://comm.coach.

Suscríbete a nuestro canal de youtube comunicar es maravilloso, donde encontrarás cada semana nuevos tips de comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *